miércoles, 19 de julio de 2017

¿Por qué es malo el sodio para los hipertensos?

¿Por qué es malo el sodio para los hipertensos?

Granos de sodio y sal escrito con sal en la mesa


El consumo excesivo  de sodio, en el caso de las personas que son hipertensas, es un verdadero problema.

Los riñones no alcanzan a eliminar el exceso de sodio en la sangre. Por lo tanto, ese sodio que no es eliminado, se acumula en el torrente sanguíneo.

Ahora bien, el sodio aculado en la sangre retiene agua por lo que el volumen sanguíneo aumenta.

Como consecuencia el corazón tiene que bombear màs para que la sangre circule por las arterias, lo que aumenta la presión en las mismas.

La hipertensión arterial es un factor de riesgo que puede ocasionar graves complicaciones cardiovasculares, renales, etc.

Para prevenir  que esto suceda, es importante en un comienzo reducir el consumo de sodio. Este mineral se encuentra normalmente en los alimentos, pero es el sodio, a través de la sal común, el que es perjudicial para la salud.

El sodio también se encuentra en:

fiambres,pastelerìa, latas de conserva con alimentos


- Fiambres y embutidos.
- Alimentos con ciclamato de sodio.
- Alimentos enlatados.
- Alimentos amasados de pastelería.
- Alimentos procesados que contienen conservantes a base de sodio.

La sal que posee Potasio con un contenido adicional de magnesio, gracias a la composición de la fórmula, sustituye ventajosamente a la sal común. Su contenido exento de sodio contribuye a controlar y prevenir la hipertensión.

Actualmente se considera como un suplemento al potasio en la dieta , y por lo tanto beneficioso para la salud, salvo en el caso de pacientes sometidos a tratamiento con diurético de los denominados "ahorradores de potasio".

La presencia de magnesio desempeña un papel importante en la regulación de la actividad del  sodio y del potasio en el organismo.

Controlar el uso de la sal es fundamental para la dieta sana.

Evitar la fatiga, la ansiedad y las tensiones emocionales, unido a una dieta sana y la práctica de algún ligero ejercicio contribuye a prevenir las alteraciones bruscas de la tensión arterial.




Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com

martes, 11 de julio de 2017

Cuáles son los vegetales más saludables

Cuáles son los vegetales más saludables


Verduras


Las verduras son bien conocidas por ser buenas para la salud. 

La mayoría de los vegetales son bajos en calorías pero altos en vitaminas, minerales y fibra.

Sin embargo, algunas verduras se destacan del resto con beneficios adicionales probados para la salud, como la capacidad de combatir la inflamación o reducir el riesgo de enfermedad.

Este artículo echa un vistazo a algunas de las verduras más saludables y por qué debe incluirlos en su dieta.

1. Espinaca


Espinaca


Encabeza la tabla como una de las verduras más saludables, gracias a su impresionante perfil nutritivo.

Una taza (30 gramos) de espinaca cruda proporciona el 56% de sus necesidades diarias de vitamina A más su requerimiento diario de vitamina K - todo por sólo 7 calorías.

Las Espinacas también cuenta con una gran cantidad de antioxidantes, que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Un estudio encontró que las verduras de hoja verde oscura como la espinaca son altas en beta-caroteno y luteína, dos tipos de antioxidantes que se han asociado con un menor riesgo de cáncer.

Además, un estudio de 2015 encontró que el consumo de espinaca puede ser beneficioso para la salud del corazón, ya que puede disminuir la presión arterial.

Resumen: La espinaca es rica en antioxidantes que pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas, ya que puede reducir los factores de riesgo como la presión arterial alta.

2. Zanahorias

zanahorias

Las zanahorias están llenas de vitamina A , proporcionando el 428% del valor diario recomendado en sólo una taza (128 gramos).

Contienen beta-caroteno, un antioxidante que da a las zanahorias su vibrante color naranja y podría ayudar en la prevención del cáncer.

De hecho, un estudio reveló que para cada porción de zanahorias por semana, el riesgo de cáncer de próstata en los participantes del estudio se redujo en un 5%.

Otro estudio demostró que comer zanahorias puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón en los fumadores también. En comparación con los que comieron zanahorias por lo menos una vez a la semana, los fumadores que no comieron zanahorias tuvieron un riesgo tres veces mayor de desarrollar cáncer de pulmón.

Las zanahorias también son altas en vitamina C, vitamina K y potasio.

Resumen: Las zanahorias son especialmente altas en beta-caroteno, que puede convertirse en vitamina A en el cuerpo. Su alto contenido de antioxidantes puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de pulmón y próstata.

3. Brócoli


brócoli


El brócoli pertenece a la familia de lo cruciferas

Es rico en un compuesto vegetal que contiene azufre conocido como glucosinolato, así como sulforafano , un subproducto de glucosinolato.

El Sulforaphane  se ha demostrado tener un efecto protector contra el cáncer.

En un estudio en animales, el sulforafano fue capaz de reducir el tamaño y el número de células de cáncer de mama, al tiempo que bloqueaba el crecimiento tumoral en ratones.

Comer brócoli puede ayudar a prevenir otros tipos de enfermedades crónicas, también.

Un estudio en animales de 2010 encontró que el consumo de brotes de brócoli podría proteger el corazón de la enfermedad que causa estrés oxidativo mediante la reducción significativa de los niveles de oxidantes.

Además de su capacidad para prevenir enfermedades, el brócoli también está cargado de nutrientes.

Una taza (91 gramos) de brócoli crudo proporciona el 116% de sus necesidades diarias de vitamina K, el 135% del requerimiento diario de vitamina C y una buena cantidad de folato , manganeso y potasio ( 11 ).

Resumen: El brócoli es un vegetal un crucífero que contiene sulforafano, un compuesto que puede prevenir el crecimiento del cáncer. Comer brócoli también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas mediante la protección contra el estrés oxidativo.

4. Ajo


ajo


El ajo tiene una larga historia de uso como una planta medicinal, con raíces en la antigua China y Egipto.

El principal compuesto activo en el ajo es la alicina, un compuesto vegetal que es en gran parte responsable de los beneficios para la salud en las distintas variedades de ajo.

Varios estudios han demostrado que el ajo puede regular el azúcar en la sangre, así como promover la salud del corazón.

En un estudio en animales, las ratas diabéticas recibieron aceite de ajo o trisulfuro de dialilo, un componente de ajo. Ambos compuestos de ajo causaron una disminución en el azúcar en la sangre y mejoraron la sensibilidad a la insulina.

Otro estudio alimentó el ajo a los participantes con y sin enfermedad cardíaca. Los resultados mostraron que el ajo fue capaz de disminuir el colesterol total de la sangre, triglicéridos y colesterol LDL, mientras que el aumento del colesterol HDL en ambos grupos.

El ajo puede ser útil en la prevención del cáncer también. Un estudio de tubo de ensayo demostró que la alicina indujo la muerte celular en células de cáncer de hígado humano.

Sin embargo, se necesitan más investigaciones para comprender mejor los posibles efectos anticancerígenos del ajo.

Resumen: Los estudios muestran que el ajo puede ayudar a bajar los niveles de triglicéridos en la sangre. Algunos estudios también han encontrado que podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre y puede tener un efecto contra el cáncer, aunque se necesita más investigación.

5. Coles de Bruselas
Coles de Bruselas



Al igual que el brócoli, las coles de Bruselas son un miembro de la familia de las verduras crucíferas y contienen los mismos compuestos de plantas que promueven la salud.

Las coles de Bruselas también contienen kaempferol , un antioxidante que puede ser particularmente eficaz en la prevención de daños a las células.

Un estudio en animales encontró que el kaempferol protegido contra los radicales libres, que causan daño oxidativo a las células y puede contribuir a la enfermedad crónica.

El consumo de coles de Bruselas puede ayudar a mejorar la desintoxicación también.

Un estudio mostró que comer coles de Bruselas condujo a un aumento del 15-30% en algunas de las enzimas específicas que controlan la desintoxicación, lo que podría reducir el riesgo de cáncer colorrectal.

Además, las coles de Bruselas son muy densas en nutrientes. Cada porción proporciona una buena cantidad de muchas vitaminas y minerales, incluyendo vitamina K , vitamina A, vitamina C, folato, manganeso y potasio.

Resumen: Las coles de Bruselas contienen un antioxidante llamado kaempferol, que puede proteger contra el daño oxidativo a las células y prevenir enfermedades crónicas. También pueden ayudar a mejorar la desintoxicación en el cuerpo.

6. Kale

Kale


Al igual que otros verdes frondosos, la col rizada es bien conocida por sus cualidades de promoción de la salud, incluyendo su densidad de nutrientes y su contenido de antioxidantes.

Una taza (67 gramos) de col rizada contiene un montón de vitaminas B, potasio, calcio y cobre.

También cumple con todos los requerimientos diarios de vitaminas A, C y K.

Debido a su alta cantidad de antioxidantes, la col rizada también puede ser beneficiosa para promover la salud del corazón.

En un estudio de 2008, 32 hombres con colesterol alto bebieron 150 ml de jugo de col rizada diariamente durante 12 semanas. Al final del estudio, el colesterol HDL aumentó en un 27%, el colesterol LDL disminuyó en un 10% y la actividad antioxidante se incrementó.

Otro estudio demostró que beber jugo de col rizada puede disminuir la presión arterial y puede ser beneficioso para reducir tanto el colesterol en la sangre como el azúcar en la sangre.

Resumen: Kale es alto en vitaminas A, C y K, así como antioxidantes. Los estudios demuestran que beber jugo de col rizada podría reducir la presión arterial y el colesterol LDL mientras aumenta el colesterol HDL.

7. Guisantes verdes

Guisantes verdes


Los guisantes se consideran un vegetal amiláceo. Esto significa que tienen una mayor cantidad de carbohidratos y calorías que las verduras no almidonadas y pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre cuando se comen en grandes cantidades.

Sin embargo, los guisantes verdes son increíblemente nutritivos.

Una taza (160 gramos) de guisantes verdes cocidos contiene 9 gramos de fibra, 9 gramos de proteína y vitaminas A, C y K, riboflavina, tiamina, niacina y folato.

Debido a que son ricos en fibra , los guisantes apoyan la salud digestiva mejorando las bacterias beneficiosas en su intestino y promoviendo movimientos intestinales regulares.

Además, los guisantes son ricos en saponinas, un grupo de compuestos vegetales conocidos por sus efectos anticancerígenos.

La investigación muestra que las saponinas pueden ayudar a combatir el cáncer mediante la reducción del crecimiento tumoral y la inducción de la muerte celular en las células cancerosas.

Resumen: Los guisantes verdes contienen una buena cantidad de fibra, lo que ayuda a mantener la salud digestiva. También contienen compuestos vegetales llamados saponinas, que pueden tener efectos anticancerígenos.

8. Acelga



La acelga es baja en calorías pero alta en muchas vitaminas y minerales esenciales.

Una taza (36 gramos) contiene sólo 7 calorías y 1 gramo de fibra, 1 gramo de proteína y muchas vitaminas A, C y K, manganeso y magnesio ( 28 ).

La acelga es especialmente conocida por su potencial para prevenir los daños causados ​​por la diabetes mellitus.

En un estudio en animales, se encontró que el extracto de cardo para revertir los efectos de la diabetes mediante la disminución de los niveles de azúcar en la sangre y la prevención del daño celular causante de los radicales libres.

Otros estudios en animales han demostrado que el contenido de antioxidantes del extracto de cardos puede proteger el hígado y los riñones de los efectos negativos de la diabetes.

Resumen: Algunos estudios en animales muestran que el cardo suizo puede proteger contra los efectos negativos de la diabetes y puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

9. Jengibre

Jengibre


La raíz de jengibre se utiliza como especia en todo, desde platos de verduras hasta postres.

Históricamente, el jengibre también se ha utilizado como un remedio natural para el mareo.

Varios estudios han confirmado los efectos beneficiosos del jengibre sobre las náuseas. En una revisión compuesta de 12 estudios y casi 1.300 mujeres embarazadas, el jengibre redujo significativamente las náuseas en comparación con un placebo.

El jengibre también contiene potentes propiedades anti-inflamatorias, que pueden ser útiles en el tratamiento de trastornos relacionados con la inflamación como artritis, lupus o gota.

En un estudio, los participantes con osteoartritis que fueron tratados con un extracto concentrado de jengibre experimentaron una reducción en el dolor en la rodilla y el alivio de otros síntomas.

Investigaciones adicionales sugieren que el jengibre podría ayudar en el tratamiento de la diabetes también.

Un estudio de 2015 analizó los efectos de los suplementos de jengibre en la diabetes. Después de 12 semanas, se encontró que el jengibre era efectivo para disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

Resumen: Los estudios muestran que el jengibre podría reducir las náuseas y aliviar la inflamación. Los suplementos de jengibre también pueden ayudar a disminuir el azúcar en la sangre.

10. Espárragos

esparragos


Este vegetal de primavera es rico en varias vitaminas y minerales, por lo que es una excelente adición a cualquier dieta.

Sólo la mitad de una taza (90 gramos) de espárragos proporciona un tercio de sus necesidades diarias de ácido fólico.

Esta cantidad también proporciona una gran cantidad de selenio, vitamina K, tiamina y riboflavina.

Obtener suficiente folato de fuentes como el espárrago puede ofrecer protección contra la enfermedad y puede prevenir los defectos congénitos del tubo neural durante el embarazo.

Algunos estudios de tubos de ensayo también muestran que el espárrago puede beneficiar al hígado al apoyar su función metabólica y protegerla contra la toxicidad.

Resumen: El espárrago es especialmente rico en folato, lo que puede ayudar a prevenir los defectos congénitos del tubo neural. Estudios de tubos de ensayo también han encontrado que los espárragos pueden apoyar la función hepática y reducir el riesgo de toxicidad.

11. Col roja

Col roja


Este vegetal pertenece a la familia de las verduras crucíferas y, al igual que sus familiares, está rebosante de antioxidantes y propiedades promotoras de la salud.

Una taza (89 gramos) de col roja cruda contiene 2 gramos de fibra, así como el 85% del requerimiento diario de vitamina C.

La col roja también es rica en antocianinas, un grupo de compuestos vegetales que contribuyen a su color distintivo, así como toda una serie de beneficios para la salud.

En un estudio en animales de 2012, las ratas fueron alimentados con una dieta diseñada para aumentar los niveles de colesterol y aumentar la acumulación de placa en las arterias. A las ratas se les dio entonces extracto de col roja.

El estudio encontró que el extracto de col roja era capaz de prevenir aumentos en los niveles de colesterol en la sangre y proteger contra el daño al corazón y al hígado.

Estos resultados fueron apoyados por otro estudio en animales en 2014 mostrando que la col roja podría reducir la inflamación y prevenir el daño hepático en ratas alimentadas con una dieta alta en colesterol.

Resumen: El repollo rojo contiene una buena cantidad de fibra, vitamina C y antocianinas. Ciertos estudios muestran que puede disminuir los niveles de colesterol en la sangre, reducir la inflamación y reducir el riesgo de daño al corazón y al hígado.

12. Batatas dulces

Batata dulce


Clasificado como un vegetal de raíz, las batatas se destacan por su color naranja vibrante, sabor dulce y beneficios para la salud impresionante.

Una batata dulce media contiene 4 gramos de fibra, 2 gramos de proteína y una buena cantidad de vitamina C, vitamina B6, potasio y manganeso.

También es alto en una forma de vitamina A llamada beta-caroteno. De hecho, una batata cumple el 438% de sus necesidades diarias de vitamina A.

El consumo de betacaroteno se ha relacionado con una disminución significativa del riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluidos los de pulmón y de mama.

Los tipos específicos de batatas también pueden contener beneficios adicionales. Por ejemplo, Caiapo es un tipo de batata blanca que puede tener un efecto antidiabético.

En un estudio, las personas con diabetes recibieron 4 gramos de Caiapo diariamente durante 12 semanas, lo que condujo a una reducción en los niveles de azúcar en sangre y colesterol en sangre.

Resumen: Las batatas dulces son altas en betacaroteno, lo que puede disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer. Las batatas dulces blancas también podrían ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre y azúcar en la sangre.

13. Collard Greens (Coles verdes)



Las verduras de col rizada son un vegetal muy rico en nutrientes.

Una taza (190 gramos) de coles cocidas contiene 5 gramos de fibra, 4 gramos de proteína y 27% de sus necesidades diarias de calcio.

De hecho, los verdes de la coles son una de las mejores fuentes de la planta del calcio disponible, junto con otros verdes frondosos, bróculi y soja.

Una ingesta adecuada de calcio de origen vegetal puede promover la salud ósea y se ha demostrado que disminuye el riesgo de osteoporosis.

Collard verdes también son altos en antioxidantes e incluso podría reducir su riesgo de desarrollar ciertas enfermedades.

Un estudio encontró que comer más de una porción de col verde a la semana se asoció con un 57% menor riesgo de glaucoma, una condición ocular que puede conducir a la ceguera.

Otro estudio mostró que una alta ingesta de verduras en la familia Brassica, que incluye la col rizada, puede disminuir el riesgo de cáncer de próstata.

Resumen: Las coles son altas en calcio, lo que podría reducir el riesgo de osteoporosis. La ingesta regular de col verde también se ha asociado con un riesgo reducido de glaucoma y cáncer de próstata.

14. Colinabo

Colinabo


También conocido como la col de nabo o nabo alemán, colinabo es un vegetal relacionado con la col que se puede comer crudo o cocido.

El colinabo crudo es alto en fibra, proporcionando 5 gramos en cada taza (135 gramos). También está lleno de vitamina C, proporcionando el 140% del valor diario por taza.

Los estudios han demostrado que el contenido de antioxidantes del colinabo lo convierte en una poderosa herramienta contra la inflamación y la diabetes ( 53 ).

En un estudio en animales, el extracto de col rizada fue capaz de disminuir los niveles de azúcar en sangre en un 64% en sólo siete días de tratamiento.

Aunque hay diferentes tipos de colinabo disponibles, los estudios muestran que el colinabo rojo tiene casi dos veces la cantidad de antioxidantes fenólicos y muestra más fuertes efectos anti-diabéticos y anti-inflamatorios.


Resumen: El colinabo es rico en fibra y vitamina C. Estudios en animales muestran que el colinabo podría causar una reducción en el azúcar.

Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com
View My Stats