martes, 16 de septiembre de 2014

Cómo desintoxicarse en 24 hs.

-->
Cómo desintoxicarse en 24 hs.

Dieta para desintoxicarse en 24 horas

Nuestro modo de vida se caracteriza, entre otras cosas, por el exceso de alimentación. La mayoría de nosotros puede comprobarlo enfrentándose con sentido crítico a la imagen que le devuelve el espejo del cuarto de baño el sábado por la mañana.

A la sobredosis de hidratos de carbono hay que añadirle los estragos del sedentarismo y, en muchos casos, los derivados del alcohol. Disponemos, sin embargo, de un excelente sistema para recuperar nuestra forma física: una dieta de 24 horas carente de proteínas. Evidentemente, el mejor día para llevarla a cabo es el sábado o el domingo, una jornada durante la cual nos dedicaremos al reposo o a actividades relajantes: lectura, televisión o pequeños paseos, pero todo ello con calma.

Para que la dieta que te proponemos sea eficaz es necesario beber mucha agua y tomar frutas ricas en fibras, al objeto de desintoxicar el aparato digestivo. Se aconseja privilegiar el consumo de frutas ricas en vitamina C (naranjas, limones, pomelos o mandarinas); la menta, por otra parte, resulta sumamente benéfica por sus propiedades tónicas y digestivas. Las zanahorias ayudarán a nuestro propósito por su rico contenido en fibras y celulosa. El intestino, habitualmente sobrecargado, nos lo agradecerá.

En ningún caso esta dieta debe durar más de 24 horas debido a su carencia de proteínas, necesarias cotidianamente para que nuestro organismo funcione bien. Sin embargo, si decides seguir la dieta durante todo el fin de semana, puedes añadir a las cenas un yogurt, un trozo de queso fresco o un vaso de leche, y 100 gramos de jamón al almuerzo del sábado y del domingo.

Dieta

Al levantarse de la cama: Un par de vasos de agua, en cada uno de los cuales habrá exprimido medio limón.

Desayuno: Zumo de pomelo mezclado con hojas de menta y un poco de azúcar -o mejor miel-. Si lo prefieres, puedes tomar un café ligero o un té, junto con una macedonia (ensalada de frutas) preparada con dos o tres mandarinas y un kiwi.

Almuerzo: Un puré a base de tres zanahorias cocidas y medio pepino cocido al vapor. Es preferible, en vez de utilizar un pasapuré, hacer la mezcla sobre el plato con un tenedor. Completar la comida con una macedonia de naranjas y pomelos a la que añadiremos hojas de menta troceadas, zumo de limón y un poco de azúcar o, mejor, un edulcorante. Para beber, centrifuga medio pepino y añádelo a un vaso de agua con limón.

Cena: Una sopa de sémola con zanahorias cocidas. Una macedonia compuesta por un mango, un kiwi, tres mandarinas y hojas troceadas de menta fresca. Utiliza la misma bebida del almuerzo.

Entre horas: Toma cada 1 hora aproximadamente grandes vasos de agua con limón y zumos de naranja mezclado con pomelo. Mastica de vez en cuando hojas de menta.

Antes de irse a la cama: Una taza de tila o una infusión hecha con pétalos de azahar.

Muy importante: Los zumos de frutas y verduras deben tomarse en el momento de hacerlos para que no se oxiden sus vitaminas.










Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com

viernes, 5 de septiembre de 2014

¿Es peligroso comer atún? ¿El atún tiene mercurio?

-->
¿Es peligroso comer atún? ¿El atún tiene mercurio?

El atún y los niveles de mercurio

Nuevos estudios indican que los niveles de mercurio en algunos pescados, como el Atún, sobrepasan los límites de mercurio permitidos por la Unión Europea, Japón y la Organización Mundial de la Salud (OMS.
Es importante que las personas que comen pescado habitualmente conozcan las especies que pueden presentar más contaminantes, comenta el profesor Michael Gochfeld de la escuela médica Robert Wood Johnson (EE.UU.).

También indica que la ingesta excesiva de mercurio puede dañar nuestra función neuronal, sensorial y cardiovascular.

Según un trabajo publicado en el 2014 por “Biology Letters” algunas especies de atún contienen niveles lo suficientemente altos como para generar un riesgo en la salud, no solo en los humanos que los consumen, sino en los propios peces.

¿Por qué el pescado tiene mercurio?
El mercurio esta hasta en el aire que respiramos. Una de las fuentes contaminantes más comunes son las centrales termoeléctricas que generan electricidad liberando dióxido de carbono.

Cuando llega al agua, las bacterias lo convierten en metil mercurio. El metil mercurio es absorbido por los peces, algas, etc. El metil mercurio permanece en el pescado incluso después de haberlo cocinado.

Podemos afirmar que casi todos los pescados y mariscos contienen algo de mercurio, pero los peces depredadores grandes acumulan una mayor cantidad.

¿Qué pescado tiene más mercurio?

PELIGRO: MERCURIO MUY ALTO
Evite comer:

• Caballa Gigante
• Aguja (*)
• Pargo Alazán (*)
• Tiburón (*)
• Pez Espada (*)
• Blanquillo
• Atún (*)

ALTO MERCURIO
Consuma tres veces o menos al mes:

• Pez Azul
• Mero (*)
• Caballa (Golfo)
• Lubina Chilena (*)
• Atún (Albacora enlatada)
• Atún (Aleta Amarilla)

MODERADO MERCURIO
Consuma seis veces o menos al mes:

• Lubina (negro, rayado)
• Carpa
• Bacalao (de Alaska)
• Corvinetas (pangasius o panga)
• (Sciaenidae)
• Halibut (Atlántico) (*)
• Halibut (Pacífico)
• Jacksmelt
• Langosta
• Mahi Mahi
• Rape (*)
• Percha (de agua dulce)
• Bacalao Negro
• Raya (*)
• Pargo (*)
• Atún (enlatado)
• Bonito (*)
• Trucha Marina (Corbina)

POCO MERCURIO
Consumir sin límite

• Anchoas
• Pez Mantequilla
• Bagre
• Almeja
• Cangrejo (EE.UU.)
• Cangrejo de río
• Gurrubata
• Rodaballo*
• Abadejo (del Atlántico) (*)
• Merluza
• Arenque
• Caballa (Atlántico Norte)
• Mújol
• Ostra
• Percha de mar
• Platija
• Abadejo
• Salmón (enlatado) (*)
• Salmón (fresco) (*)
• Sardina
• Vieira (*)
• Sábalo
• Camarón (*)
• Lenguado del Pacífico
• Calamar (chipirón)
• Tilapia (mojarra)
• Pescado Blanco
• Romero

(*) Especies en peligro o captura con métodos que afectan el medio ambiente.

¿Debo dejar de consumir pescado?

El pescado tiene beneficios para la salud, es un alimento con alto contenido nutritivo con pocas calorías. Aporta omega 3, selenio, vitamina D, calcio y proteínas de alta calidad. Tomando los datos informados sobre las especies, puede consumir pescado dos veces por semana.

Ver más sobre sus beneficios: Ventajas del pescado en nuestra salud.

En niños menores de 6 años y las mujeres embarazadas, algunos expertos recomiendan evitar el atún en lata y los pescados de alto riesgo.

Además del pescado, ¿Qué otros alimentos contienen Omega 3?

Alimentos como los cereales, el huevo, productos de soja, yogur y algunas leches ya están reforzadas con omega 3. De forma natural, se encuentran en aceites vegetales como la linaza (el mayor contenido), nuez, prímula, chia, pero las plantas solo contienen ácido graso omega 3 denominado ALA, un tipo de ácido graso que aún no se ha demostrado que tenga los mismos beneficios que el DHA y EPA.

Datos de la nota:
- Philippe Grandjean, M.D., PhD, profesor adjunto de salud medioambiental en Harvard School of Public Health, Boston
- Gary Myers, M.D., profesor de neurología, pediatría y salud medioambiental, University of Rochester, New York
- Edward Groth, PhD, experto jubilado en salud medioambiental, autor de un informe para el Proyecto de Políticas del Mercurio.
- Diario español El Mundo

- Informe de Biology Letters - 2014



Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com

lunes, 1 de septiembre de 2014

Cómo mantener la piel saludable

-->
Cómo mantener la piel saludable

Agua, vitaminas y minerales, aliados de la piel

La piel se renueva constantemente por lo que requiere un aporte incesante de nutrientes.

Mantener la piel en buen estado no sólo depende de factores hereditarios o de no sufrir alteraciones cutáneas como dermatitis, psoriasis o similares. 

Gran parte de su aspecto obedece directamente a los cuidados que le dispensamos. Entre lo que conviene evitar destacan la exposición al sol sin protección, el aire acondicionado, el tabaco, la contaminación ambiental o un estilo de vida inadecuados (mala alimentación, sedentarismo, estrés emocional…). Por el contrario, una dieta y un estilo de vida equilibrados serán grandes aliados para que luzca sana. Además del agua, las vitaminas (como la A, B, C y E) no deben faltar en nuestra alimentación y lo mismo puede decirse de minerales como el selenio, el cinc o el hierro.

Alteraciones en la piel

La piel se renueva constantemente: mudamos nuestra piel cada 28 días. Se calcula que una persona produce unos cien kilos de células de epidermis a lo largo de su vida. Esa permanente renovación requiere un aporte continuado de nutrientes, pues son esenciales para la piel y su déficit en la dieta ocasiona alteraciones en su crecimiento y apariencia. Por tanto, una alimentación que asegure el aporte correcto de todos ellos contribuye a mantenerla en perfecto estado de salud, a prevenir o a disminuir las arrugas en gran medida y a mantener la frescura del cutis.

El agua, fundamental

La hidratación, tan necesaria para la piel, se consigue mediante el agua de los alimentos que ingerimos y el agua de bebida. En la mayoría de verduras y frutas más de 90 gramos por cada 100 gramos del producto son agua, por lo que es interesante incluir estos alimentos en la dieta, ya que así ingerimos, casi sin percatarnos, gran parte del agua que necesitamos. No hay que olvidar que debemos tomar diariamente cerca de 1,3 litros de agua y otros líquidos para equilibrar las pérdidas y mantener el nivel adecuado de hidratación. De este modo, la piel se mantiene perfectamente hidratada y se eliminan más fácilmente las toxinas que la perjudican.

Alimentos grasos

Suministran nutrientes imprescindibles para mantener una piel bien estructurada y tersa.

¿Dónde se encuentran?

Ácidos grasos monoinsaturados: en el aceite de oliva y el aguacate.

Ácidos grasos poliinsaturados: en aceites de semillas, frutos secos oleaginosos y el pescado (sobre todo el azul).

Vitamina E: en aceites vegetales y frutos secos, en el germen de trigo, en el aceite de onagra o prímula, en el germen de cereales o cereales integrales y en algunos vegetales de hoja verde. La vitamina E, de acción antioxidante, neutraliza la acción dañina de los radicales libres que en verano aumentan debido a los rayos solares y que son una de las causas de las denominadas "manchas de envejecimiento".

Frutas y verduras

¿Qué aportan y dónde se encuentran?

Pro-vitamina A o beta-caroteno: se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita y posee, además, acción antioxidante. Abunda en verduras de hoja verde y de coloración rojo, anaranjado o amarillento (zanahoria, calabaza…) y en ciertas frutas (albaricoques, cerezas, melón, melocotón, nectarinas).

Vitamina A: presente sólo en los alimentos de origen animal, como hígado, grasas lácteas (nata y mantequilla), yema de huevo y lácteos completos. Ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y de las mucosas.

Licopeno: es un pigmento antioxidante que confiere su color característico al tomate y que también está presente en la pulpa de la manzana, el albaricoque, la sandía, la papaya y el pomelo rosado.

Vitamina C: de potente acción antioxidante y relacionada con la producción de colágeno; proteína que mantiene la piel tersa y sin arrugas. La mejor forma de incorporar esta vitamina es a través de frutas y verduras frescas, en ensaladas, por ejemplo. Abunda en: pimientos, kiwi, cítricos, melón, fresas, moras, frutas tropicales, col, tomate.

Vegetales y alimentos de origen animal Contienen vitaminas, minerales y proteínas, entre otros nutrientes, necesarios para mantener la salud de la piel.

Vitaminas del grupo B

Intervienen en el buen estado de la piel y en los procesos de renovación celular. Aparecen en la mayoría de alimentos de origen vegetal: verduras, fruta fresca, frutos secos, cereales, legumbres, levadura de cerveza, y en los de origen animal: carne y vísceras, pescado y marisco, huevos y lácteos.

¿Dónde encontrar las vitaminas?

Ácido fólico o vitamina B9: está relacionada con la renovación celular y se encuentra mayoritariamente en la verdura de hoja verde, las legumbres verdes, diversidad de frutas, los cereales de desayuno enriquecidos, el hígado y la levadura de cerveza.

Vitamina B2 o riboflavina: actúa contra la seborrea. Se encuentra en la leche y sus derivados (yogur, queso...), huevos, carnes, pescados, hígado, legumbres y frutos secos (almendras, nueces...).

Vitamina B3 o niacina: participa en la síntesis de la queratina. Se encuentra en: carnes, pescados, vísceras y cereales integrales y frutas desecadas (melocotón, orejones, higos, dátiles, etc).

Vitamina B5 o ácido pantoténico: desempeña un papel destacado en la salud de la piel. Está ampliamente distribuido en la naturaleza y es muy raro que surja una carencia.

Vitamina B6 o piridoxina: está relacionada con el metabolismo correcto del cinc, mineral que forma parte de la epidermis. Abunda en: pescados azules, carnes, huevos, frutos secos, cereales integrales, plátano, espinacas, levadura de cerveza y germen de trigo.

Los minerales

¿Cuáles son los más destacables?

Selenio: mineral con acción antioxidante, relacionado con un menor riesgo de aparición de ciertos tumores, entre ellos el de piel o melanoma. Se encuentra en: carne, pescado, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras.

Cinc: forma parte de nuestra epidermis y está presente en los siguientes alimentos: carnes, vísceras, pescado, huevos, cereales integrales y legumbres.

Hierro: su déficit suele ser la causa de que la piel esté pálida por la disminución de la hemoglobina (transportador de oxígeno y anhídrido carbónico en sangre) circulante. Se encuentra en: vísceras, carnes, pescados y huevos, levadura de cerveza, frutos secos y desecados, cereales de desayuno, legumbres y verduras de hoja verde. En el huevo y en los alimentos de origen vegetal se encuentra en su forma química no hemo, cuyo aprovechamiento por el organismo es más bajo, si bien los alimentos ricos en vitamina C aumentan su grado de absorción.

Azufre: un mineral indispensable en la síntesis de queratina y también ejerce una acción anti-seborreica. Abunda en: huevos, leche y derivados, cereales integrales, levadura de cerveza.

Las proteínas

Son constituyentes básicos de la piel

¿Dónde encontrarlas?

Una ingesta adecuada de carnes, pescado, huevos y sus derivados y de lácteos, así como de legumbres, cereales y frutos secos, de acuerdo a los criterios de dieta equilibrada, resulta fundamental para la renovación y buen aspecto de nuestra piel.





Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com

miércoles, 13 de agosto de 2014

Cómo nos damos cuenta que tenemos anemia. Consejos.

-->
Cómo nos damos cuenta que tenemos anemia

La anemia: un mal silencioso
El hierro es un elemento fundamental para el buen funcionamiento del organismo. Y cuando falta, debido a una deficiencia en la alimentación, se produce la anemia. –
El mal no se nota a simple vista, pero el cuerpo empieza a resentirse de manera silenciosa: disminuye la capacidad muscular, bajan las defensas, y la capacidad de prestar atención es menor.

"Cuando hay manifestaciones clínicas de la anemia, como cansancio, fatiga y, en los chicos, poco rendimiento en el colegio, significa que la deficiencia de hierro es importante", destaca la doctora Adriana Roussos, médica especialista en nutrición, del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

El organismo tiene reservas de hierro, que cubren las primeras deficiencias. Pero cuando esos depósitos se agotan, empiezan a manifestarse los síntomas. Y es necesario reemplazar lo que se perdió. Los cambios que produce la anemia por falta de hierro son graduales, a diferencia de los que produce una anemia aguda, producto de una gran pérdida de sangre. La palabra anemia viene del griego, y significa sin sangre. Es una enfermedad caracterizada por una disminución anormal en el número de glóbulos rojos o en su contenido de hemoglobina.

¿Por qué es importante el hierro?
El hierro es necesario para la producción de la hemoglobina, una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos, y cuya función es el transporte de oxígeno desde los pulmones hasta –todas- las células del cuerpo. Los glóbulos rojos, para poder combinarse con el oxígeno, deben contener una cantidad suficiente de hemoglobina, y esto depende de los niveles de hierro que existan en el organismo.

Los efectos de la falta de hierro son más graves si se trata de chicos pequeños. La especialista indica que algunos estudios han mostrado que la anemia, en grados no muy severos, pero prolongados, puede afectar el rendimiento intelectual en los chicos. Incluso, si se da en una etapa muy temprana, aún después de haber corregido la anemia, pueden quedar secuelas.

Los períodos más vulnerables al déficit de hierro son el primer año de vida, la pubertad y el embarazo, pero también puede afectar a las mujeres en edad fértil, porque la menstruación representa una pérdida de hierro, que es normal..

El primer año de vida del niño es muy importante porque es un período de crecimiento rápido y, en general, según como haya sido el estado nutricional de la madre, el niño nace con pocas reservas de hierro.

"Alrededor del cuarto mes, se produce una anemia fisiológica, por lo que se recomienda suplementar al niño con hierro hasta que empiece a comer alimentos ricos en ese metal", afirma la doctora Roussos. En el cuarto mes se les da un suplemento de hierro hasta los 15 meses, sobre todo cuando no son amamantados.

En chicos no suplementados, que crecen muy rápido, o tienen una contextura física grande, esa anemia puede hacerse más manifiesta, sobre todo si no están alimentados a pecho. La leche humana tiene un tipo de hierro que se absorbe mucho mejor que el de la leche de vaca.

El otro período crítico es la pubertad, por el crecimiento rápido que tiene el organismo. "Hoy día se ve que la mayoría de los adolescentes no llegan a cubrir la cantidad de hierro que necesitan", advierte la especialista. Las comidas rápidas son uno de los factores de dicha deficiencia.

¿Cuáles son los alimentos ricos en hierro?
En los alimentos, el hierro se presenta bajo dos formas: uno que se denomina hem, presente en los productos de origen animal, y otro denominado no hem, que se encuentra en los vegetales. El hierro de origen animal se absorbe mucho mejor que el de origen vegetal. Pero la absorción, que se realiza en el duodeno, depende de las sustancias que acompañan al alimento.

El hierro presente en los vegetales está más influido por la presencia de otros alimentos, como las fibras, ciertos metales, u otros componentes de la dieta que pueden afectar su absorción. El hem, en cambio, se ve poco modificado por esos factores.

En general se consume más cantidad de hierro de origen vegetal, por eso es necesario balancear las cantidades. Las lentejas, por ejemplo, tienen mucho hierro, pero conviene acompañarlas con un poco de carne, para aumentar la absorción, indica la especialista. El hierro de origen vegetal se absorbe mucho mejor si está acompañado por hierro de origen animal.

Otro vegetal rico en hierro es la espinaca, pero si se come acompañada con salsa blanca, por ejemplo, el calcio de la leche puede inhibir la absorción. Un factor que facilita la absorción es la vitamina C. Por eso resulta beneficioso comer alimentos ricos en hierro acompañados con jugo de naranja.

La especialista recomienda comer una porción de carne de alrededor de 200 gramos todos los días. Y complementar con alimentos que sean buena fuente de hierro, como las legumbres, espinacas, o huevo.

En cuanto a los alimentos fortificados, aportan un suplemento, pero no es comparable con el aporte que brinda una porción de carne. A veces, por más que los alimentos tengan una gran cantidad de hierro agregado, eso no significa que toda esa cantidad vaya a absorberse.

Con respecto al café y el té, tomados después de las comidas, son inhibidores de la absorción. Si no se pueden evitar, conviene que haya por lo menos un espacio de una hora o más con respecto a la comida. El exceso de hierro en el organismo no representaría riesgos. De hecho, el intestino regula la absorción del metal. Absorbe más, cuanta más falencia haya. Si el organismo tiene exceso, el intestino absorbe menor cantidad de hierro. Pero sí puede haber problemas si el exceso está causado por el hierro de origen medicinal. Este exceso puede causar complicaciones renales, gástricas, o hepáticas. Por eso, el hierro medicinal tiene que ser administrado por el médico, y controlado con análisis, señala la especialista.


La anemia por falta de hierro es la desnutrición oculta, que no se ve pero desgasta el organismo por dentro. Y en los chicos puede dejar secuelas definitivas. Por eso, los especialistas subrayan la importancia de saber combinar los alimentos de origen animal y vegetal para potenciar sus componentes nutricionales.





Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com
View My Stats