jueves, 11 de febrero de 2016

Cómo desintoxicarse a base de jugos de frutas

-->
Cómo desintoxicarse a base de jugos de frutas

A dieta con jugos o zumos

Te presentamos un plan de dieta desintoxicante e hidratante a base de jugos, frutas y verduras.

Los jugos o zumos pueden utilizarse como complemento para cualquier dieta ya que son muy beneficiosos para el organismo, te ayudará a perder peso, adicionar frutas y verduras si te cuesta incorporarlas en tus comidas, desintoxicarte e hidratarte, fortalecer las defensas y aumentar la energía.

Está claro que la fruta y las verduras son muy buenas, pero aclaramos que una dieta basada sólo en ellas puede traer graves consecuencias. 

Si el cuerpo deja de consumir nutrientes básicos como proteínas o hidratos de carbono podemos padecer carencias que pueden desencadenar en efectos secundarios como la caída del cabello, envejecimiento prematuro de la piel, aparición de eccemas, descomposición de la dentadura y más.

Aquí te presentamos un modelo de menú que puedes realizar si te sentís hinchado o si tenés el estómago resentido por desórdenes alimenticios.

Menú modelo

Al levantarse

• Beba un vaso de agua tibia con limón

• Opcional: Jugo de pomelo.

Desayuno

• cereal

• yogur descremado

• una infusión

A media mañana

• Jugo energizante: 
  Procesa una remolacha, 2 zanahorias, 4 hojas de espinaca, 2 naranjas y un poco de jengibre.

• Opcional: Jugo de naranja o Jugo de pera

Comida

• un filete de merluza o pollo a la plancha con papa al horno, o ensalada de zanahoria y huevo, o arroz integral (cocido) con vegetales

Entre la comida y la merienda

• Jugo depurador y digestivo:
 En una juguera, procesa un pepino, 4 ramas de apio, 2 manzanas, 6 hojas de col, medio limón y una cucharada de jengibre.

• Opcional: Jugo de manzana

Merienda

• Jugo postre: 
3 batatas sin piel, 4 duraznos y 2 manzanas rojas. 
Procesa y sirve espolvoreado con un poco de canela.

• Opcional: Jugo de ciruela

Cena

• Plato de caldo o sopa casera de verduras.

• Ensalada de zanahoria y remolacha o betabel cruda (rallada).

• Opcional: Plato de verduras grilladas: calabaza, ají o pimiento rojo, espárragos, alcachofas o alcaucil, brócoli y champiñones).

Consejos claves:

• Recuerda que los jugos deben ser naturales, los comprados tienen más calorías y pocos nutrientes.

• No abuses de la dieta de los jugos, puedes realizarla una o dos veces por semana.

• Lo ideal es tomar al menos un jugo al día, en ayunas.

• En el caso de que no se vaya a comer nada más de desayuno, valdría la pena convertirlo en un smoothie al agregar leche de almendra o de soja, pues los jugos por sí solos no tienen proteína. La semillas de chía o linaza son un buen complemento.

• Si el jugo contiene más vegetales que frutas, disminuye el contenido calórico.

• Las propiedades de desintoxicación no son del todo ciertas. "Los riñones son los limpiadores del cuerpo, ningún jugo puede hacer un mejor trabajo que ellos".

• En lo posible, debes tomar los jugos recién hechos. Si tienes que prepararlos con anticipación, agrégale el jugo de medio limón para que haga de conservante y guárdalo bien cerrado en la heladera (no dejes pasar más de 8 horas).

• Las mujeres embarazadas están excluidas porque podrían afectar al bebé, y para algunas personas con enfermedades como diabetes estaría contraindicado por el excesivo consumo de azúcares.



Fuente: Janet Brill, nutricionista.






Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com

lunes, 1 de febrero de 2016

Ácidos grasos Omega-3

-->
Ácidos grasos Omega-3

En algunas personas los ácidos grasos Omega-3, presentes en ciertos pescados grasos como el salmón y la trucha de mar, pueden contribuir a reducir el riesgo de enfermedad del corazón.




Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com

QUÉ ES LA CARNE MAGRA

-->
QUÉ ES LA CARNE MAGRA

Cortes de carne con bajo contenido de grasa.


Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com

Cómo comer sano sin renunciar al sabor

-->
Cómo comer sano sin renunciar al sabor

Bajas calorías con sabor y salud

Puede elegir y preparar alimentos con bajo contenido graso que deleitarán a su familia. Para ello, simplemente lea las siguientes sugerencias.

Pan, cereales, arroz y pasta
Consuma entre 6 y 11 porciones diarias de productos en grano.

Los panes integrales tienen bajo contenido graso; también tienen mucha fibra y carbohidratos complejos. Utilícelos en sandwiches y para acompañar las comidas.

Evite los productos panificados muy sustanciosos como buñuelos "doughnuts", los panecillos dulces y los panecillos ingleses "muffins" ya que pueden contener más de un 50% de calorías grasas. Los bocadillos livianos como pastel de Ángel y las galletas de jengibre satisfacen a los golosos sin incorporar grasas a la dieta.

Por lo general, los cereales tanto cocidos como sin cocción tienen bajo contenido graso, pero los cereales de granola pueden tener aceites ricos en grasas y un contenido adicional de azúcares. Los cereales instantáneos con crema también pueden contener aceites ricos en grasas o grasa láctea.

Evite picar papitas fritas y tortillas de maiz fritas u otras frituras; reemplácelas por sus versiones al horno o de bajo contenido graso.

Verduras y frutas

Consuma al menos 5 porciones diarias de verduras y frutas.

Además de ser naturalmente bajas en grasas, las frutas y verduras aportan sabor y variedad a su dieta. También contienen fibra, vitaminas y minerales.

La margarina, la mantequilla, la mayonesa y la crema ácida agregan grasas a las frutas y verduras. Es más conveniente condimentar estas últimas con hierbas y yogur.

Carne, aves, pescado, leguminosas, huevos y nueces
Consuma diariamente entre 2 y 4 porciones diarias de carne u otras alternativas a la carne

Carne de vaca, cerdo, ternera y cordero.

Las formas más saludables para preparar la carne son al horno y asada. 

Los cortes magros pueden cocerse en una cacerola o freirse en poco aceite removiendo constantemente. Emplee una cacerola que no se pegue o un rocío antiadherente.

Antes de cocinar la carne retire la grasa de la capa exterior y antes de comenzar a comer quite la grasa interior que pueda desprenderse.

Seleccione cortes con bajo contenido de grasa, es decir magros. Los cortes magros de carne de vaca y de cordero contienen en su etiqueta la expresión "loin" (solomillo) o "round" (posta de cuarto). Los cortes magros de cerdo incluyen las expresiones "loin" (lomo) o "leg" (pernil).

Adobe las carnes con hierbas, especias o una marinada sin grasa, y acompáñelas con verduras frescas. 
Evite las salsas comunes y las que llevan harina pues ambas son ricas en grasas.

Aves

Las formas de preparación más saludables son al horno y asadas. Las aves sin piel pueden cocerse en una cacerola o freírse en poco aceite removiendo constantemente. Emplee una cacerola que no se pegue o un rocío antiadherente.

Antes de cocinar las aves, retire la piel y la grasa visible. Elija pechugas magras. Las pechugas son una buena alternativa por su bajo contenido graso. 

Limite el consumo de ganso o pato de granja ya que contienen una elevada proporción de grasa.

Pescado

Las formas de preparación más saludables son hervido, al vapor, al horno y asado. 

El pescado fresco debe ser firme, elástico, de color claro, aspecto húmedo y olor suave. Si no consigue pescado fresco de buena calidad, cómprelo congelado.

La mayoría de los mariscos tiene un bajo contenido de grasas saturadas.

En algunas personas los ácidos grasos Omega-3, presentes en ciertos pescados grasos como el salmón y la trucha de mar, pueden contribuir a reducir el riesgo de enfermedad del corazón.

Alimentos intercambiables ("crossover")

Los frijoles, las arvejas y lentejas aportan proteínas y fibra sin el colesterol ni la grasa de las carnes. 

De vez en cuando, intente reemplazar la carne por frijoles en algún plato tentador como una lasaña o un chili.

Las proteínas vegetales texturadas (PVT)

Se encuentran disponibles en una gran variedad de alimentos. Para variar su alimentación puede reemplazar la carne por "perros calientes", "hamburguesas" y "trocitos de pollo" vegetarianos, una alternativa de bajo contenido graso y libre de colesterol.

Leche, yogur y queso

Consuma leche descremada o suero de leche. En las recetas de sopas y salsas reemplace la crema por leche descremada evaporada.

Elija quesos con bajo contenido de grasa. Puede utilizar queso ricota descremado en lugar de queso crema para untar las roscas tipo "bagel" o en las salsas para acompañar verduras. 

Reemplace en sus recetas el queso cheddar por mozzarela parcialmente descremado.

Pruebe los quesos cheddar naturales de bajo contenido graso. Utilice queso "cottage" -requesón- al 1% para cocinar y preparar sus ensaladas. El quesillo puede ser un bocadillo rico en calcio y de bajo contenido graso.

En muchas comidas se puede reemplazar la crema agria por yogur natural descremado. Para mantener la textura, mezcle una cucharada de almidón de maíz en cada taza de yogur que emplee en la cocina.

El yogur descremado o semidescremado congelado es una buena alternativa para los postres.


El sorbete hecho con leche descremada es una alternativa al helado común. Tanto el helado con base de agua como el helado común tienen menor contenido graso que el helado "premium."





Pedidos o consultas a:
mejora-tuvida-hoy@hotmail.com
View My Stats